En los últimos meses hemos podido observar cómo ha aparecido en la mayoría de páginas web un aviso que no desaparece hasta que lo aceptamos. Pero, ¿sabemos exactamente qué estamos aceptando y por qué vemos este mensaje en casi todas las webs? Y si tengo un blog, ¿necesito también mostrarlo?

Primero vamos a explicar qué son las cookies. Aparte de unas galletas muy ricas, las cookies son pequeños archivos que los sitios web van guardando en el ordenador de los visitantes con dos objetivos:

  1. El primero, facilitar la navegación recordando el idioma, la dirección de correo o nombre de usuario, contraseñas, etc., para que el usuario no tenga que introducirlos siempre.
  2. El segundo objetivo es comercial. La empresa puede usar estas cookies para medir las nuevas visitas y analizar los hábitos de navegación y el perfil de los visitantes, convirtiéndose así en una herramienta fantástica para realizar campañas de marketing y publicidad. Algunos servicios que usan cookies son YouTube, Google Analytics, Google Maps, anuncios de AdSense, botones de compartir en redes sociales…

Si bien antes era común que las páginas web descargasen y usasen las cookies sin comunicárselo a los usuarios, esto ha cambiado hace un par de años con una directiva de la Unión Europea que se ve reflejada en un artículo de la Ley de Servicios de la Sociedad de Información (o LSSI). Esta modificación en la ley obliga a todos los sitios web con propósito comercial a incluir en su página de inicio un aviso para que los usuarios consientan el uso de cookies.

¿Qué entendemos por “sitios web con propósito comercial”? Pues son todas las páginas que supongan un beneficio económico para su propietario. Es decir, si tienes un blog personal en WordPress para contar tus reflexiones sobre el mundo y no incluyes publicidad ni venta de productos, no ocurre nada. Pero si tienes una web corporativa de empresa (o si eres autónomo), una tienda ecommerce o un blog con publicidad, tendrás que adaptarte a la LSSI. Y cuidado si no lo haces, porque pueden multarte, y pueden ser cifras bastante elevadas. La Agencia Española de Protección de Datos (AEDP) ha elaborado una guía sobre el uso de cookies que puede venirte bien si tienes alguna duda.

Para que no tengas ningún problema con las obligaciones legales, en Rapinformes te facilitamos las pautas legales a seguir y revisamos, identificamos y realizamos un análisis personalizado de las cookies. ¡Contacta con nosotros para elaborar un presupuesto!

Por último, te contamos un pequeño truco: si quieres saber si una página web utiliza cookies. accede a la web del cliente desde Google Chrome y haz click en el menú de opciones > Más Herramientas > Herramientas para Desarrolladores; y en la ventana que aparece en la parte inferior haz click en Resources > Cookies > Nombre de la web a analizar.