Alguna vez nos habremos preguntado para que se usa toda la información que vamos dejando por la red, con qué propósito usan estos datos las empresas y por qué. En esta era digital los datos son diamantes en bruto. No nos damos cuenta, pero vamos tirando estas pequeñas piedras sin pulir, que sin aparentar apenas valor, hay personas, organismos e instituciones que las recogen y saben sacarle provecho. Lo que parece basura para nosotros, algunos lo han convertido en verdaderas joyas.

Datos públicos y a la vista

Pensar que nuestros datos, aquellos que cedemos a las redes sociales como Twitter, Instagram o Facebook solo podrán verlos aquellas personas a las que nosotros autorizamos queda muy lejos de la realidad, y es que el 95% de las personas no ha leído las condiciones de uso ni políticas de privacidad de cada red social, las posibles cesiones de los datos que estas empresas hacen.

Es posible que pocas personas conozcan la existencia de PALANTIR, o Palantir Technologies. Una empresa fundada con vistas a la guerra de Irak tras el 11-S, pero que una vez cumplido el cometido, el uso fue muy distinto, aunque el método era el mismo. El funcionamiento de esta empresa, fundada por antiguos empleados de paypal y P. Thiel, no se basa en recoger información personal del modo que lo hacen las grandes compañías actuales. Ellos recogen esas piedras sin pulir y las convierten en diamantes, con el propósito de crear nuevos datos personales sobre ti que ni siquiera conoces.

Para que se entienda mejor: PALANTIR va a tu casa, pero no te espía, ni siquiera se atreve a mirar a tu puerta o ventana. Ellos esperan a que salgas y tires una bolsa al contenedor, entonces se acercan y miran que has tirado. Lo que es ‘’basura’’ para unos, es oro para Palantir. Ellos pueden deducir que si has comido yogures, irás al supermercado a comprar más porque se han agotado, pero si no quedan yogures, entonces comprarás leche y frutas para hacer yogur…¿surrealista? Así es como funcionan.

Palantir en la vida privada

Tras el fin de la Guerra de Irak, Palantir que tenía un valor de más de 15.000 millones de dólares y un método de trabajo efectivo, se introdujo en el mundo privado de las ‘’investigación’’. Grandes compañías contrataban sus servicios para que intervinieran conversaciones de empleados con el fin de conocer si entre ellos traficaban con información confidencial a partir de recoger toda clase de información inconexa: viajes, información de las redes, llamadas telefónicas, amistades y un sin fin de etcéteras que daban lugar a vínculos como ‘’conocido de aquél’’, que es ‘’marido de aquella’’, que es ‘’gerente de tal’’. A partir de estos resultados uno acababa siendo sospechoso de un posible mal uso de información privilegiada y poner en riesgo su situación, no solo personal, sino profesional.

Palantir, ¿éxito o fracaso?

Actualmente mucha gente duda sobre el futuro de Palantir o el valor actual (monetario) que tiene, pero sin duda sigue colaborando con autoridades públicas para crear perfiles de posibles y futuros delincuentes o infractores. Palantir Tecnologies sabe mucho de cualquier persona, pero sabe especulaciones y esto es más peligroso que la realidad misma. Entrar en una lista negra porque se es sospechoso de la posible comisión de un delito es algo grave, pero legal. Esta es la realidad, que Palantir no comete ningún delito porque no roba información, solo recoge lo que es accesible para todos y a partir de ello elabora un posible perfil delictivo. Tanto el FBI, la CIA, Policías de Estado de los Estado Unidos, empresas privadas como JPM&Co, entre otras, han solicitado los servicios de Palantir y se desconoce si los servicios de este gigante han salido de América, pero todo es cuestión de tiempo. No importa que pagues tus impuestos regularmente, que rindas cuentas a Hacienda todos los años, que realices tus facturas correctamente…siempre podrás tener un lugar en la lista de ‘’futuro evasor fiscal’’.

Fuente: LA VANGUARDIA