La Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) establece una serie de medidas de seguridad sobre los ficheros que contengan Datos de Carácter personal que son de obligado cumplimiento por los responsables de dichos ficheros.

Si los ficheros son propiedad de la empresa, la responsabilidad del cumplimiento de estas normas recae sobre ella, ya que la ley establece que el Responsable de los Datos es el que deberá responder ante cualquier incumplimiento.

Por tanto será la empresa la responsable como entidad jurídica y no la persona física que maneje de forma efectiva el fichero.

Son múltiples los casos en los que, aún de forma involuntaria, se produce una vulneración de la ley por una mala actuación del personal encargado de los datos, de ahí la importancia de invertir en acciones formativas orientadas a fomentar la concienciación y capacitación obligada de los empleados en materia de LOPD para prevenir estas vulneraciones y evitar las sanciones que conllevan.

Sanciones LOPD

La cuantía de las sanciones impuestas por la Agencia de Protección de Datos varía en función de: la naturaleza de los derechos personales afectados, así como de la cantidad de información tratada, los beneficios obtenidos por dicho tratamiento o el perjuicio ocasionado a los afectados, entre otras características.

En relación a estos factores, existen tres tipos de infracciones:

  • Infracción Leve: Sanciones entre 601,01€ y 60.101,21€
  • Infracción Grave: Sanciones entre 60.101,21€ y 300.506,25€
  • Infracción Muy Grave: Sanciones entre 300.506,25€ y 601.012,1€

¿Cómo evitar las sanciones de la LOPD?

Como verás, las sanciones que impone la LOPD no son pequeñas. Sólo hay una forma de evitarlas: conociendo la ley y cumpliendola.

Para ello, resuelve cualquier duda que puedas tener acerca de la aplicación de la LOPD y no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Artículo realizado por: