¿Puedo grabar a mis empleados?

De todos es sabido que, la normativa actual protege de manera eficaz la imagen e intimidad de todas las personas, más aún, cuando nos encontramos en lugares públicos. En cambio, cuando nos adentramos en el mundo laboral, las dudas afloran, sobre todo si nos encontramos trabajando por cuenta ajena y nos pensamos que el jefe lo que quiere es tenernos controlados en todo momento.

Este artículo va destinado tanto a las empresas, como a los trabajadores. Aquí os informamos a ambos, de los pasos que debe seguir vuestra empresa, para cumplir con la normativa vigente:

¿Es legal grabar a mis trabajadores?

  1. Lo primero que debéis saber, es que el Estatuto de los Trabajadores faculta al empresario para adoptar las medidas que estime más oportunas para verificar el cumplimiento por el trabajador de sus obligaciones y deberes laborales; pero dichas medidas han de ser en todo caso proporcionadas e idóneas, teniéndose en cuenta en todo caso, el derecho a la intimidad y a la propia imagen de los trabajadores.
  2. Es requisito indispensable, antes de la captura de las imágenes, inscribir el fichero en el Registro General de Protección de Datos de la Agencia Española de Protección de Datos.
  3. El trabajador debe conocer en todo momento que está siendo grabado. ¿Cómo conseguimos esto? Muy fácil, tenemos que colocar un cartel en un lugar perfectamente visible, donde indiquemos, de forma clara, la identidad del responsable de la instalación y ante quién y dónde dirigirse para ejercer los derechos que prevé la normativa de protección de datos.
  4. Obviamente, las cámaras tienen como único fin el controlar que el trabajador cumple con sus obligaciones laborales. Por tanto, está prohibido que estén ubicadas en zonas de vestuarios, baños y espacios de descanso de los trabajadores.
  5. Por último, ¿quién puede ver esas imágenes?. Evidentemente, el sistema de grabación deberá encontrarse en un lugar restringido, accediendo al mismo solo el personal autorizado. Asimismo, las imágenes serán conservadas durante un mes como máximo (salvo que las mismas sean requeridas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el seno de una actuación policial o judicial).

Esperamos que os haya servido de ayuda esta pequeña guía donde os hemos explicado, de forma resumida, los puntos que exige la normativa actual para que tanto las obligaciones del empresario, como los derechos de los trabajadores, no se vean afectados.

¿Alguna Pregunta?

Si quieres saber más o tienes alguna duda acerca de la Instalación de Cámaras en la empresa, no dudes en comentar o en ponerte en contacto con nosotros.



Artículo realizado por: