Los bloggeros (aunque no tengan ánimo de lucro con su blog) también deben cumplir con la normativa y desempeñar las posibles obligaciones para evitar denuncias de usuarios por hacer un mal uso de los datos de carácter personal.