Desde que a finales de 2018 se aprobara la Ley de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales, todas las empresas y usuarios pusieron su atención en un correcto tratamiento de los datos. Desde su nacimiento, el objetivo de esta ley era que el ordenamiento jurídico de nuestro país se adaptase al Reglamento General Europeo de Protección de Datos. Más de un año después, muchas organizaciones ven un buen trabajo si echan la vista atrás, pero no todo el mundo está igual de conforme. Son varias las organizaciones y colectivos que observan que el mundo de la protección de datos sigue teniendo carencias.

Uno de estos colectivos es Xnet, un proyecto que nació hace más de 10 años especializado en la libertad cultural y la defensa de las personas frente a los abusos del copyright, y que actualmente trabaja en diferentes sectores relacionados con los derechos digitales y propone soluciones con respecto a temas de libertad de expresión, transparencia o privacidad de los datos. De su faceta en este último campo es de lo que vamos a hablar a continuación.

En relación a esas carencias o lagunas de las que hablábamos antes, Xnet entregó a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) un informe, llamado ‘Privacidad, protección de datos y abusos institucionalizados’, con numerosas recomendaciones para sentar la base de un marco normativo que sea más respetuoso con las libertades fundamentales de los usuarios. Tras la reunión, ambas partes estuvieron de acuerdo en que se están cometiendo abusos en el ámbito del acceso a la información pública utilizando como pretexto la protección de datos.

Una de las cosas de las que se quejaban desde Xnet es que en los últimos meses la vigilancia se ha centrado en cómo tratan las empresas privadas la información personal de sus clientes y los abusos que cometen. Un ejemplo de esto sería el caso en el que Facebook sirvió como base de datos para llevar a cabo estrategias políticas electoralistas en la candidatura de Trump. No hay ninguna duda de que estas situaciones deben ser perseguidas, pero no hay que tener la mirada puesta únicamente en ellas, porque ¿qué pasa con las instituciones públicas?

 

“Se han comentado poco los incumplimientos por parte de administraciones públicas o instituciones”[…]“En muchas ocasiones, se utiliza la protección de datos como excusa tanto para esconder y proteger la corrupción como para tapar malas prácticas o inercias, incompetencias o abusos institucionales”. Frases como estas son las que pueden leerse en ese informe que el colectivo ha presentado a la AEPD. Con esta crítica quieren poner el foco en las lagunas que desde la AEPD están dejando, en su opinión, al margen. Y es que son muchas las ocasiones en las que como usuario quieres solicitar información sobre cualquier ámbito a la administración pública y para ello tienes que pasar por un largo cuestionario en el que te piden tus datos identificativos, pero la pregunta es ¿es esto realmente necesario o estamos ante un “abuso de identificación”?

Uno de los problemas derivados de este “abuso de identificación” es que es discriminatorio con sindicatos, organizaciones, formaciones políticas, etc. ¿La razón? Para pedir información uno de los datos que debes aportar es el DNI y las personas jurídicas no tienen. Esta situación de marginación también ocurre con personas extranjeras que no pertenezcan a la Unión Europea. En resumen, desde Xnet denuncian que “existe una tendencia abusiva a pedir más datos de los necesarios cuando alguien lleva a cabo una simple petición a cualquier institución”.

 

Como ya les anunciábamos antes, el informe de Xnet ya ha sido presentado ante la AEPD, con la que también se han reunido. Pero no ha sido la única vía. Además, se han puesto en contacto con el Gobierno enviando el documento a la comisión del Congreso de Transformación Digital y por último, tienen intención de enviarlo a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia y a los diferentes partidos políticos.