Todos recordamos el auge de las criptomonedas, como el Bitcoin, y las fortunas que se han formado a partir de ellas. En alguna ocasión habremos escuchado o conocemos la historia de alguien cercano que compró esta moneda virtual y ahora tiene una fortuna. Pero la realidad a día de hoy es que el valor de estas divisas ha caído en picado, aunque siguen teniendo un valor desorbitado. En lo que va de 2018 su precio ha caído en torno a un 50%, pero también en lo que va de año el fraude y blanqueo de las criptomonedas asciende a más de 1.200 millones de dólares americanos, suponiendo tres veces más que en el año 2017.

Situación alarmante para los organismos reguladores

Pese a los esfuerzos de los organismos reguladores internacionales en la laucha contra el fraude de las criptomonedas como Bitcoin, Ripple o Ethereum entre otras, cada día es mayor el lavado que se hacen con éstas. Una de las razones es el miedo de la gente por la posible desaparición de estas monedas. Otra es la pérdida que miles de personas han sufrido por la devaluación de las mismas. Por último, el gran declive se produjo cuando en enero de 2018 fueron robados datos de una empresa japonesa por valor de más de 500 millones de dólares y el hackeo de una conocida empresa de Corea del Sur. Ahora bien, lo que está claro es que ya son más de 1.200 millones de dólares defraudados en lo que va de año 2018 y solo en una semana es posible, a través de una simple búsqueda en Internet, lavar más de 1 millón de dólares.

Preocupa la facilidad de cometer delito

A los organismos internacionales les preocupa la facilidad con la que una persona puede acceder a los servicios de blanqueo de criptodivisas ya que, con una búsqueda en los principales motores de búsqueda como Google, Bing o Yahoo, tenemos acceso a páginas como Bitcloak o Coinmixer que ofrecen servicios de ‘’lavado’’ sin tapujos y sin miedo a ser sancionados. Además, estos servicios los ofrecen sin necesidad de hacer ningún registro ni la obligación de dejar datos de carácter personal. A través de un entramado de transferencias de criptomonedas entre usuarios, algunas legales y otras fraudulentas, el rastro desaparece y son capaces de blanquear las monedas virtuales a cambio de un 3% de comisión. Pese a este coste, sigue siendo rentable. Coinmixer en una semana normal, es capaz de blanquear alrededor de 1 millón de dólares correspondientes a unos 650 usuarios propietarios de 140 criptomonedas.

El mercado de las divisas virtuales

Teniendo presentes los datos anteriores y sabiendo la cantidad de miles de millones de euros objeto de fraude en el año 2018, este mercado de criptomonedas se constituye con más de 100 posibilidades y solo las 100 principales representan 280.000 millones de dólares, quizás algo menos actualmente debido a su gran devaluación. Pero sabiendo esto y la cantidad de dinero defraudada, es normal que exista cierta preocupación. Y aunque todavía no es posible comprar por ejemplo un vehículo, un reloj o un ordenador con monedas virtuales, si existe esta posibilidad en un futuro y aquellos que mantengan sus monedas sin miedo a perder dinero, podrán verse otra vez con una fortuna entre manos en unos años.

Por otro lado, existen páginas de apuestas Online que permiten el uso de criptos para realizar apuestas, jugar a la ruleta, blackjack u otros juegos de casino. Lo mismo que pasa con páginas de ‘’lavado’’, sin necesidad de realizar registros muy específicos en los que debamos identificarnos. Esta es otra forma de blanquear estas monedas virtuales ya que una vez que introducimos la que tenemos, se mezcla con la de otros usuarios y resulta imposible rastrear el origen.