En la actualidad es crucial la adaptación de las empresas a las nuevas tecnologías y todo lo que ello conlleva, incluida una adecuada gestión de los datos de clientes, usuarios, proveedores, colaboradores, etc. Conocer el entorno, disponer de los medios humanos, tecnológicos y económicos hará posible, no solo la supervivencia en un mercado cambiante a diario, sino también permitirá evolucionar, adaptarse y crecer en un entorno a veces hostil, otras veces incomprensible e inalcanzable.

Nadie escapa de los datos

Aplicar procesos de Big Data o tratamientos masivos con el fin de encontrar soluciones a problemas cotidianos pero que nadie resuelve; implementar los análisis a la Inteligencia Artificial para crear nuevas tecnologías capaces de cualquier cosa, coches autónomos, aplicación médica o terapéutica, etc., no son las únicas opciones. En España el grueso de la economía lo sustentan autónomos, PYMES y microempresas. Si a un autónomo le hablamos sobre el tratamiento de datos o al dueño de una tienda a pie de calle que tiene que implementar técnicas adecuadas y eficaces para gestionar correctamente los datos, debemos encontrar formas y medios adecuados a sus necesidades y recursos. Desde luego que no podrán, ni les hará falta, utilizar procesos de Big Data, pero si requieren analizar datos de otras formas, para conocer las necesidades de los potenciales clientes, conocer la oferta de la competencia, ser capaces de anticiparse a los cambios, diversificarse. En la actualidad hay mucha oferta de servicios de SEO o Marketing Digital, incluso cursos que los propios empresarios individuales podrán realizar, pero es necesario conocer la demanda. Y la necesidad de realizarlo a través de Internet es crucial, pues podemos ser capaces de conocer lo que se busca a través de los navegadores Web, que quieren los clientes y como podremos ofrecérselo. Hoy en día, cualquier necesidad que nos surge, acaba en el buscador de Google.

Cuestión muy diferente son aquellas empresas, ya sean PYMES o multinacionales, que si disponen de los medios y recursos para hacer frente a estos avances. Ya sea por su facturación, por el sector a que se dedican o por cualquier otra cuestión. Este tipo de empresas se mueven en un entorno más cambiante todavía, pues están rodeados de iguales que usan las nuevas tecnologías para crecer, pivotar, expandirse, renovarse o actualizarse, consiguiendo un pequeño extra frente a la competencia que dejará a una empresa similar sin un cliente o potencial cliente.  Desde luego que el uso del SEO y/o Marketing Digital por estas empresas lo es a gran escala, pero no todo se reduce a ellos. Al final, dispondrán de datos de sus clientes y de las preferencias de otros. Todo el conjunto requiere una interrelación de tal forma que permita obtener información útil. Hablamos de millones de datos que necesitan del Big Data para ser de utilidad. La aplicación a la Inteligencia Artificial se limitará a las empresas que realmente se dediquen a ello, y muchas veces los buscarán en la empresa que previamente los ha analizado.

Visto todo ello, y como hemos comentado en muchos artículos, lo que los datos representan en la empresa, indudablemente terminarán por incluirse en el capital social y representará un activo muy valioso. Lo que comúnmente se conoce en la actualidad por el nuevo petróleo.

Datos y seguridad

Por último, y más importante si cabe y aplicable para todos: autónomos, PYMES, microempresas o multinacionales, es la seguridad de los datos.  Si trabajamos con nuevas tecnologías y almacenamos información digitalmente, es crucial contar con un buen servicio informático, implementar medidas de seguridad adecuadas e idóneas, revisar el tratamiento que realizamos, copias de seguridad, antivirus, etc. Tanto en el RGPD como la LOPD-GDD son claros en este aspecto y la obligatoriedad en el cumplimiento y conocimiento de la normativa vigente en protección de datos, además de brindarnos seguridad, nos mantendrá alerta y recordará que tenemos que ser diligentes en el tratamiento del activo, dentro de poco, más importante para nuestra entidad.