En nuestro anterior artículo os comentamos sobre las últimas tendencias a la hora de la contratación del personal por las empresas. Tras las entrevistas realizadas a más de 9.000 expertos, Linkedin nos dejó las cuatro tendencias que están marcando una nueva visión en esta materia y que permite, no solo mejorar las condiciones del personal de recursos humanos, sino de garantizar la contratación idónea. Hoy os vamos a hablar sobre estas tendencias o factores que están marcando una nueva etapa.

El análisis del Big Data viene pisando fuerte

El análisis masivo de datos es una de las tendencias más relevantes, hasta el punto en que la UE está en proceso de crear un mercado común de datos que estarán disponibles para empresas públicas y privadas. Hacer un análisis adecuado se ha vuelto una auténtica quimera y no por que sean datos complicados, sino por la cantidad que hay. Por ello, un uso y análisis correcto no solo permite al personal de recursos humanos filtrar adecuadamente a los candidatos, sino que las propias empresas podrán buscar debilidades y fortalecerse, ofrecer mayores ofertas laborales por la necesidades de cubrir puestos que no existían u ofrecer mejores condiciones para evitar la pérdida de talentos, entre otras muchas cuestiones. Una de las funciones de un buen análisis de Big Data es que ayuda a predecir la contratación. Es decir, un determinado perfil de posible empleado y adaptado en la empresa nos dará una visión de lo que generará: que debilidades aparecerán, que fortalezas nos ofrece este posible candidato, que problemas causará o en que nos ayudará.

La diversidad

La convivencia y la imagen de la empresa son fundamentales. A la hora de contratar personal adecuado se tiene en cuenta la actualidad social en que vivimos. La inclusión de la mujer en puestos de trabajo relevantes, la integración social de discapacitados, diversidad étnica y racial entre otros son algunos de los aspectos a la hora de la contratación. Si a la cantidad de candidatos que debe filtrar un profesional, hay que añadirle la dificultad de tener en cuenta la proporcionalidad de personas distintas, el trabajo de selección todavía se vuelve más complicado.

Pero esto no es lo que debemos destacar sino que la diversidad, según apuntan los expertos, mejoran en casi un 80% las relaciones internas de la empresa, la productividad, innovación y, en definitiva, los resultados financieros. Es importante tener en cuenta que nuestro mundo se caracteriza por la diversidad, por diferentes culturas e ideas y que todas ellas pueden aportar lucidez a las ideas de otro e incluso mejorarlas. Por ello la diversidad supone una mejora de casi el 80% de la facturación final.

Las nuevas técnicas de entrevista

Las entrevistas ‘’de toda la vida’’ siguen siendo útiles porque es necesario que el candidato cuente al entrevistador que formación, experiencia y habilidades tiene. Sin embargo el sesgo sigue siendo un problema porque el profesional de Recursos Humanos no siempre puede llegar a conocer las verdaderas habilidades, cualidades y aptitudes del candidato, las llamadas ‘’soft skills’’, que permiten valorar cualidades como el trabajo en equipo o liderazgo. Por ello se ha reinventado la forma de entrevistar.

Algunas técnicas que están dando grandes resultados consisten en:

  • Ofrecer al candidato un salario y dejar que trabaje un día o varios días en la empresa para ver como se enfrenta a la situación real de trabajos
  • Utilizar la realidad virtual -3D y enfrentar al candidato a determinadas situaciones para ver las reacciones
  • Entrevistas en vídeo grabadas por los propios candidatos para poder evaluar a un mayor número de personas
  • Entrevistas realizadas en lugares más informales para conocer un perfil distinto del candidatos

Estas y otras muchas técnicas, aseguran los expertos, que están dando muy buenos resultados a la hora de dar con la persona idónea para un determinado puesto.

La Inteligencia Artificial (IA) es la mayor realidad

A veces da verdadero vértigo pensar hacia donde nos dirigimos con todos los avances que estamos haciendo como ser humano. Las extravagancias y ‘’locuras’’ que vemos en Hollywood parece que están cogiendo forma en el mundo real. La IA, sin embargo, por mucho que pueda parecer una locura y estar destinada a destruir puestos de empleo, lo que realmente hace es mejorarlos y hacerlos más sencillos, menos costosos. En en caso de la selección de personal, la IA no puede hacer todo el trabajo porque, básicamente, no tiene emociones. A la hora de negociar con una persona o tratar de persuadirla, un ordenador no puede hacerlo. Podrá programarse con infinitos parámetros o posibles respuestas o preguntas, pero siempre podrá darse una nueva situación y la improvisación del profesional resulta vital. Además, la IA solo acelera un procedimiento, hay trabajos e incluso oficios que deben ser realizados por las propias personas. No es posible permitir a un ordenador tomar un decisión final porque está destinada al fracaso, la última palabra siempre será nuestra.