¿Quién no ha soñado alguna vez con chasquear los dedos y poder teletransportarse de un lugar a otro? Pues aunque esto sigue siendo solo posible en nuestra imaginación y en las películas de ciencia ficción, la tecnología parece estar un paso más cerca de lograrlo con datos.

En la Universidad de Bristol y en la Universidad Técnica de Dinamarca, sus científicos e investigadores han logrado (por primera vez en la historia) lo que llaman teletransportación cuántica, que consiste en transmitir información de un chip de ordenador a otro sin que estos estén conectados ni física ni tecnológicamente.

Como en toda investigación, ahora lo que queda es seguir con avances hasta lograr algo definitivo. Pero los responsables aseguran que si esto se confirma y va hacia delante, podría hablar de la llegada del internet cuántico.

Parece que el internet cuántico ya no es tan lejano

Pero vayamos por partes. Seguramente, lo que ahora te estás preguntando es: ¿qué es exactamente eso del internet cuántico? Pues bien, el internet cuántico es un conjunto de dispositivos y sistemas que permiten una conexión muy muy segura entre ordenadores. Y esto se basa en dos pilares fundamentales: la “teletransportación cuántica” y los qubits (un internet diferente al clásico que todos conocemos).

Teniendo en cuenta la investigación llevada a cabo por estos científicos, esta teletransportación de datos se puede llevar a cabo gracias al llamado entrelazamiento cuántico, que consiste en transformar las propiedades de una partícula haciendo que la otra cambie al momento por mucha distancia que haya entre ellas. De hecho, estos científicos ratifican que, por lo que parece hasta el momento, no hay límite en la distancia en la que puede ser efectiva la “teletransportación cuántica”.

Aunque, como todos sabemos, ahora mismo no hay nada que logre viajar más rápido que la velocidad de la luz (o eso es lo que siempre nos ha dicho la física), parece que esta “teletransportación cuántica” podría acabar con este límite de velocidad.

Los encargados de esta hazaña señalan que su tasa de éxito a lo largo de las diferentes pruebas que hicieron fue muy alta, más concretamente de un 91%. Esto da muchas esperanzas para pensar que la investigación seguirá avanzando. Y no solo eso, sino que es importante recalcar que aunque en investigaciones anteriores ya se había logrado esa “teletransportación cuántica”, siempre se había hecho entre diferentes elementos de un mismo chip. Y por el contrario, esta sería la primera vez en la historia que se consigue hacer entre dos chips distintos.

Pero la gran pregunta es: ¿cuáles serían las principales ventajas de ese internet cuántico? ¿De verdad merece la pena? Pues según dicen los expertos, sí. Sin duda, uno de los grandes beneficios sería la posibilidad de cifrar todos los mensajes de tal manera que solo el receptor fuera capaz de decodificar ese mensaje, evitando así espionajes y robos de datos. Esta seguridad estaría garantizada, ya que el ladrón sería descubierto si intentara cambiar o copiar algún dato.